Como norma general, la Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se presenta de manera individual. En determinados casos, los integrantes de la unidad familiar pueden declarar de forma conjunta si así lo desean, siempre que sus miembros sean contribuyentes por este impuesto.

Tributación conjunta

La Declaración de la Renta conjunta consiste en sumarle a una renta individual la renta de otro contribuyente (cónyuge o hijos) para poder declarar así una renta única familiar. Esta opción abarca a todos los miembros de la unidad familiar, por lo que si uno de los miembros la presenta de manera individual, los otros tendrán que hacerlo igual.

En determinados casos, hacer la Declaración de la Renta conjunta puede ser una opción más beneficiosa que hacerla de manera individual, ya que puede traducirse en un ahorro en términos de IRPF.

Si decides hacer la Declaración conjunta, debes informarlo en el momento de presentar tu Declaración y no podrás cambiarlo una vez finalizado el plazo de presentación, es decir, después del 30 de junio.

Debes saber que el hecho de que decidas presentar tu Declaración de la Renta de forma conjunta, no implica que estés obligado a hacerlo así siempre.

Características generales de la declaración conjunta

  • Para determinar la existencia o no de la obligación de declarar, se aplicarán, con carácter general, las reglas de tributación individual.
  • Todos los miembros de la unidad familiar quedarán sometidos al impuesto conjunta y solidariamente.
  • Se aplican las mismas escalas de gravamen que para la tributación individual.
  • Salvo en algunos casos previstos en la normativa del IRPF, la declaración conjunta no supone la ampliación de ninguno de los límites que afectan a determinadas partidas deducibles.
  • Las partidas negativas de períodos anteriores no compensadas por los contribuyentes componentes de la unidad familiar pueden compensarse con arreglo a las normas generales del impuesto, independientemente que provengan de una declaración anterior individual o conjunta.

Quién puede hacerla

Solo podrás hacer la declaración conjunta si formas parte de una unidad familiar:

  • Contribuyentes unidos por matrimonio: si estás casado podrás hacer la Renta de forma conjunta. Si tienes hijos menores de edad o mayores pero incapacitados jurídicamente, también podrían incluirse en esta Declaración conjunta.
  • Contribuyentes sin unidad matrimonial: si estás divorciado, eres viudo o tienes una pareja de hecho con hijos también puedes presentar la declaración conjunta con las de tus hijos, pero ¡cuidado!, no con tu ex pareja. Si eres madre soltera, también podrás declarar tu Renta junto con la de tus hijos. Ahora bien, es condición indispensable, que tus hijos vivan en tu mismo domicilio. El otro progenitor, si lo hay, tendrá que formalizar la Declaración de forma individual.

Ventajas fiscales de la tributación conjunta

Las ventajas fiscales por tributación conjunta no son absolutas ya que cada unidad familiar tiene circunstancias distintas que influyen a la hora de percibir más o menos ventajas fiscales. Aún así, la experiencia de nuestros asesores fiscales dice que:

Familias monoparentales

Si eres madre o padre (divorciado, viudo, componente o ex componente de una pareja de hecho o madre o padre soltero) y además resides con tus hijos menores de edad, en el mismo domicilio, te verás beneficiado con mayores reducciones en tu Declaración de la Renta si la haces conjuntamente con tus hijos, siempre que estos no estén sujetos a gravamen.

Si tienes esta situación pero prefieres hacerla de forma individual, tendrás derecho a la reducción por mínimo personal pero no podrás optar a la reducción por familia monoparental.

La cuantía del mínimo por contribuyente será de 5.550€ anuales, independientemente del número de miembros de la unidad familiar. La reducción por familia monoparental puede llegar hasta los 2.150 € pero ¡ojo!, esta reducción no será aplicable si el contribuyente convive con el padreo o la madre de alguno de los hijos de la unidad familiar.

Si quieres saber cuánto desgrava un hijo, consulta la guía de la gestoría online Acompany Deducción por hijo.

Casados con hipoteca

Si estás casado y la hipoteca (anterior al 1 de enero de 2013) la pagáis entre los dos y además se trata de vuestra vivienda habitual, es más rentable hacer la Declaración de forma individual, ya que cada uno podrá optar a la deducción máxima de 9.040€ por compra de vivienda habitual. Importante: si presentas la declaración de forma conjunta, esta deducción solo la podrás aplicar una vez.

Rentas de trabajo: mínimo personal o familiar

La Declaración de la Renta conjunta es más rentable entre cónyuges casados si las rentas de trabajo de uno de los dos no superan el mínimo personal o familiar o en caso de que uno de los dos no reciba rentas de trabajo.

De esta manera, si tu pareja o tú no superáis el mínimo personal y familiar, es aconsejable que, si estáis casados, hagáis la Declaración conjunta.

Declaración de la Renta online desde 72€

Agencia Tributaria - Hacienda Hacemos tu Declaración de la Renta online ¡desde 72€!
Asesores especializados en Renta.

Contrátala hoy

Escrito por Acompany

El equipo de asesores y abogados de Acompany redacta estos artículos :-)