Tanto en Madrid, Barcelona, Valencia, Mallorca, Sevilla, Bilbao o las Canarias, alquilar una vivienda en periodo vacacional y hacerlo legalmente, es cada vez más difícil debido a la legislación nacional y, también, la local.

El Gobierno cede la competencia reguladora a las comunidades autónomas que, a su tiempo, la han cedido en muchos casos a los gobiernos locales, al ser los encargados de legislar en materia urbanística.

El resultado es una amalgama de legislaciones y regulaciones distintas que hacen muy difícil entender qué pasos deben seguir para no incurrir en infracciones y arriesgarse a ser multados o sancionados por la Administración.

Para alquilar un piso o una habitación por Airbnb y otras plataformas, se deben reunir distintos requisitos en función de la ciudad o comunidad:

  • Barcelona: se debe obtener una licencia de uso turístico.
  • Comunidad Valenciana y Aragón: hay que inscribirse en un registro.
  • Islas Canarias: sólo se permiten alquilar apartamentos situados fuera de zonas calificadas por los ayuntamientos como turísticas.
  • Islas Baleares: sólo se pueden alquilar casas aisladas.
  • Comunidad de Madrid: sólo se permite alquilar viviendas por uso turístico durante periodos superiores a cinco días (ésta regulación está impugnada ante los tribunales por infringir las leyes de la competencia, favoreciendo los establecimientos turísticos como hoteles y albergues).
  • País Vasco, Andalucía y Galicia: la legislación no contempla la posibilidad de poder alquilar tu vivienda por uso vacacional.

No es nada simple aclararse y es fácil cometer un error, lo que puede terminar en multas de hasta 30.000 euros en algunos municipios.

Escrito por Acompany

El equipo de asesores y abogados de Acompany redacta estos artículos :-)