Baja en Hacienda

Todo/a trabajador/a autónomo/a está obligado a darse de alta y de baja en la Agencia Tributaria.

Para darse de baja en Hacienda hay que informar a la administración los motivos de baja en el censo de empresarios, profesionales y retenedores.

Si se hacen operaciones de cualquier tipo, incluidas las intracomunitarias, se deben presentar los modelos trimestrales y además los resúmenes anuales que se presentan en el siguiente enero.

Por lo que se refiere a la baja del ROI, se da de baja de forma automática en el momento en que se tramita la baja en Hacienda.

Baja de autónomo/a en la Seguridad Social

Además de darse de baja en Hacienda, también se debe tramitar la baja en la Seguridad Social. Al querer terminar la etapa de trabajador/a por cuenta propia, se produce una modificación de las circunstancias laborales y se deberá comunicar a la Seguridad Social.

Tras darse de baja en Hacienda, el plazo de tramitación en Seguridad Social es de 3 días naturales, teniendo en cuenta que la baja tiene efectos desde el último día del mes en que se produce la baja.

Baja como autónomo/a temporalmente

En muchas ocasiones, la vida laboral de los autónomos se caracteriza por la descompensación de densidad de trabajo que hay de unos meses a otros. Pero ya sabes, se tengan ingresos o no, todos los meses se debe pagar la misma cuota a la Seguridad Social.

Por ello, aquellos autómomos que no trabajen en determinados meses pueden optar por darse de baja de forma temporal de la Seguridad Social y evitar así seguir pagando las cuotas a la Seguridad Social, asumiendo eso sí, las consecuencias que conlleva.

Aquellos autónomos que optan por darse de baja de forma temporal aún teniendo una serie de ingresos deben saber que estrictamente hablando no es correcto. Lo primero que deben tener en cuenta es que solo se podrá hacer siempre que lo que se cobre durante aquellos meses no supere el salario mínimo interprofesional, puesto que si lo supera se deberá cotizar de forma obligatoria.

Hay que tener en cuenta que, si se deja de cotizar, no se cubre la Seguridad Social.

Tampoco se puede detener el tiempo de la tarifa plana de autónomos u otras bonificaciones. Es decir, que no es que al darse de baja se pierda la bonificación, sino que los meses de baja siguen imputando como meses bonificados.

Por ejemplo: tras darse alta en enero hay derecho a 12 meses de bonificación. Si te das de baja de marzo a abril y estás estos dos meses sin cotizar, igualmente la bonificación finalizará en diciembre y se disfrutarán 10 meses de cuota bonificada.

Asesoría para autónomos desde 39€

Autónomos Tú eliges como trabajar. Pagas sólo por lo que necesitas.
Descubre nuestros planes de asesoría y gestoría online para autónomos.

Más información

Escrito por Acompany

El equipo de asesores y abogados de Acompany redacta estos artículos :-)