Resumen de las principales medidas en materia laboral publicadas en el Real Decreto Ley 15/2020 de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo.

ERTE por fuerza mayor: novedades

Se amplían los supuestos en los que es posible acogerse a un Expediente de Regulación de Empleo Temporal por fuerza mayor y que existían a raíz del RDL 8/2020.

Con esta nueva aprobación podrán acogerse a un ERTE por fuerza mayor aquellas empresas que hayan sufrido reducciones significativas de actividad en sectores considerados esenciales, pero que aún así se han visto afectados por las medidas de reducción de la movilidad y que por tanto han visto mermados sus ingresos. Como ejemplos de actividades esenciales encontramos odontólogos, oftalmólogos o fisioterapeutas.

Es importante destacar que deberá justificarse y diferenciarse claramente a los trabajadores que realizan labores imprescindibles de los que no a fin de que sea constatada la fuerza mayor.

Adaptación y reducción de jornada con la finalidad de conciliación familiar

De cara a hacer frente al cierre de centros educativos y otros servicios para personas mayores, se prorrogan por dos meses más los derechos de adaptación del horario y la modalidad de trabajo, así como la reducción de jornada de hasta un 100% para el cuidado de personas dependientes en la crisis del COVID-19.

Teletrabajo como opción preferente

Se prorroga la modalidad de teletrabajo dos meses más. Esta modalidad deberá ser preferente, como ya se determinaba en el RDL 8/2020 de 17 de marzo, frente al cese temporal o reducción de la actividad.

Solicitud de cese de actividad de autónomos sin Mutua

Aquellos autónomos que en el plazo reglamentario hasta junio de 2019 no optaron por adherirse a una Mutua colaboradora de la Seguridad Social, deberán optar ahora por una Mutua y tramitar con ella el cese de actividad. No debe solicitarse al SEPE.

Suspensión de actuaciones Inspectoras

Se suspenden los plazos en las actuaciones de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, reforzando los mecanismos de control y sanción para evitar fraudes en la percepción de prestaciones estableciéndose una responsabilidad empresarial que implicaría la devolución por parte de la misma de las prestaciones indebidamente percibidas por sus trabajadores.

Prestación por desempleo para nuevos colectivos

Podrán acceder a la prestación por desempleo los empleados cuyo contrato haya finalizado en las siguientes condiciones:

  • Empleados que no hayan superado el periodo de prueba desde el 9 de marzo en adelante.
  • Aquellos empleados que extinguieron su contrato laboral voluntariamente desde el 1 de marzo por tener otra oferta de empleo y que esta no se haya hecho efectiva a causa del Covid-19. El empleado deberá acreditar esta situación mediante una comunicación expresa de la empresa informando de la no incorporación.

Protección reforzada para trabajadores fijos-discontinuos

Se amplía la cobertura establecida en el RDL 8/2020 a aquellos trabajadores fijos discontinuos que no hayan podido reincorporarse a su actividad en las fechas previstas a causa del COVID-19 y no cumplen con los requisitos para acceder al desempleo por diversas causas, entre los supuestos destacan:

  • Empleados en periodo de inactividad que aún no han recibido el llamamiento, podrán ser incluidos dentro de los ERTEs de suspensión o reducción realizados por la empresa.
  • Reposición de un máximo de 90 días en el momento en que acceda a la situación de desempleo si se acredita interrumpida su actividad por causa del COVID-19.
  • Empleados que agoten sus prestaciones por desempleo antes de la fecha en que tenga lugar la incorporación y carezcan de cotizaciones suficientes para el reconocimiento de un nuevo derecho, siendo acreditada formalmente la imposibilidad de reincorporación por parte de la empresa, se reconocerá nueva situación legal de desempleo, aunque en este caso no se repondrá la prestación en unas futuras prestaciones.

Escrito por Aida