Si a causa de la crisis sanitaria originada por el COVID-19 no has podido pagar el alquiler de tu local u oficina, es posible que puedas utilizar la fianza que dejaste depositada para pagar, parcial o totalmente las mensualidades que debas.

A continuación te contamos en qué casos podrás usar la fianza como pago a tu alquiler y cómo puedes hacerlo.

¿Puedo usar la fianza a modo de pago en cualquier contrato?

No, solo se podrá recurrir a esta medida en contratos de arrendamiento de uso diferente al de vivienda. Esto quiere decir que no podrás usar la fianza para pagar las mensualidades del contrato de alquiler de tu vivienda.

¿Que pasa si el arrendador no es un gran tenedor?

En este caso, no será necesario que el arrendador sea un gran tenedor. Este requisito es sólo exigible para solicitar una moratoria de pago de alquiler.

¿Qué tipo de arrendatarios pueden acogerse a esta medida?

Podrán acogerse a esta medida aquellos autónomos que se encontraran afiliados y en situación de alta en la Seguridad Social en el momento que se declaró el estado de alarma, o bien aquellas Pymes que no superen los límites establecidos en el balance y en el estado de cambios en el patrimonio neto (ECPN) abreviados de la Ley de Sociedades de Capital.

Tanto autónomos como Pymes tienen que estar en una de las siguientes situaciones:

  • Suspensión de actividad como consecuencia de la entrada en vigor del estado de alarma.
  • Reducción de actividad en, al menos, un 75% en relación con la facturación media mensual del mismo trimestre del año anterior.

Ambas situaciones se tendrán que acreditar debidamente.

Restitución de la fianza

Tendrás un máximo de un año para volver a restituir la fianza utilizada desde que se firma el acuerdo, o bien hasta que finalice el contrato de alquiler si éste es inferior al año.

¿Cómo puedo solicitar la fianza?

Deberás llegar a un acuerdo con el arrendador y remitir los siguientes documentos al Incasol:

  • La solicitud de disposición de la fianza (Pyme – Autónomo/a).
  • El acuerdo de aplazamiento extraordinario y temporal de pago de las rentas, en donde deberán constar los pactos, plazos y condiciones de reposición de la fianza.
  • El certificado bancario de titularidad de la cuenta corriente de la parte arrendadora.
  • El supuesto de reducción de la actividad o de suspensión de la actividad.

Asesoría para empresas desde 150€

Empresas Tú eliges como trabajar. Pagas sólo por lo que necesitas.
Descubre nuestros planes de asesoría y gestoría online para empresas.

Más información

Asesoría para autónomos desde 39€

Autónomos Tú eliges como trabajar. Pagas sólo por lo que necesitas.
Descubre nuestros planes de asesoría y gestoría online para autónomos.

Más información

Escrito por Acompany

El equipo de asesores y abogados de Acompany redacta estos artículos :-)