En España, más de tres millones de trabajadores son autónomos aunque existen muchas diferencias entre ellos, es por eso que podemos hablar de diferentes modalidades.

Todos los tipos de trabajadores autónomos comparten una característica común: cotizan en la Seguridad Social por el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), aunque posteriormente podemos observar muchas diferencias en su funcionamiento.

En función del tipo de autónomo puede variar la cuota a la Seguridad Social y las bonificaciones de las cuales pueden beneficiarse. Detectamos las diferencias que hay entre los distintos tipos de autónomos cuando nos fijamos en la forma en la que realizan su actividad. Por ello, podemos encontrar desde autónomos TRADE, hasta administradores de empresas.

Autónomos generales

Son aquellos trabajadores que desarrollan un actividad por cuenta propia y pueden tener o no trabajadores a su cargo. Dentro de este grupo podemos encontrar varias subcategorias:

  • Autónomos empresariales: desarrollan actividades consideradas empresariales del impuesto de actividades económicas (IAE) y generalmente cotizan por módulos en el IRPF. Lo son por ejemplo los taxistas, transportistas, comerciantes o trabajadores relacionados con la hostelería así como otros servicios personales como la construcción.
  • Autónomos profesionales: popularmente conocidos como freelances, suelen ser profesiones liberales incluidas como actividad profesional del IAE.
    • Profesionales autónomos colegiados: abogados, arquitectos, psicólogos, médicos, farmacéuticos, veterinarios, economistas, ingenieros, procuradores, agentes comerciales, etc.
    • Profesionales no colegiados: programadores, diseñadores, publicistas, traductores, formadores, tasadores, loteros, agentes de seguros, técnicos de iluminación, maquilladores, artesanos, pintores, representantes y un largo etcétera).
  • Artistas y deportistas: son un grupo esencial en el IAE y lo conforman quienes llevan a cabo actividades artísticas o deportivas como fuente principal de ingresos.

Autónomos societarios

También llamados empresarios autónomos, son aquellos profesionales dedicados al mundo empresarial y que optan por la figura jurídica de la sociedad. Suelen ser socios únicos o mayoritarios de su sociedad mercantil y ejercen el cargo de administrador de la misma.

En caso de ser varios socios, deberán cotizan por Régimen General o como trabajadores autónomos en función del porcentaje que tengan de la Sociedad y el papel que ejerzan en ella.

Funciones directivas % de la Sociedad Régimen Ingresos
Con labores 25% o más Autónomo Societario Factura
Con labores Menos del 25% Régimen General Asimilado Nómina
Sin labores 33% o más Autónomo Societario Factura
Sin labores Menos del 33% Régimen General Nómina

Autónomos colaboradores

Los autónomos colaboradores son aquellos trabajadores autónomos cuya fuente de ingresos es la empresa familiar. Son trabajadores autónomos individuales que son contratados por familiares directos o que están ocupados en su centro de trabajo de forma habitual y que están dados de alta como trabajadores por cuenta ajena.

Lo conforman el cónyuge y familiares de autónomos hasta el segundo grado de consanguinidad que colaboren con el negocio habitualmente.

Autónomos económicamente dependientes

También llamados autónomos TRADE, son aquellos autónomos cuyos ingresos provienen del mismo cliente al menos en un 75%. Tienen una protección especial aunque para disponer de ella deben firmar un contrato especial con la empresa y ser registrado en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Falso autónomo

Los falsos autónomos son una consecuencia del uso abusivo de la figura del autónomo. Fiscalmente hablando no existe la figura del falso autónomo, sino que consideramos que un autónomo es falso autónomo, cuando una empresa contrata un trabajador para realizar las mismas funciones que un trabajador asalariado, pero obligando a éste a cotizar como autónomo.

Esto hace reducir considerablemente los derechos del trabajador, puesto que trabajará lo mismo que si lo hiciera por cuenta ajena pero sin disfrutar de ningún derecho de los que se establecen en los convenios.

¿Autónomo/a, SCP o SL?

Constituir sociedades Si vas a emprender un negocio y no sabes por dónde empezar, nuestros técnicos te asesorarán para que elijas la opción más adecuada.

¡Quiero que me asesoréis!

Asesoría para autónomos desde 39€

Autónomos Tú eliges como trabajar. Pagas sólo por lo que necesitas.
Descubre nuestros planes de asesoría y gestoría online para autónomos.

Más información

Escrito por Acompany

El equipo de asesores y abogados de Acompany redacta estos artículos :-)